Monitoreo Agrícola Mensual

El sector agrícola es vulnerable a los impactos de la variabilidad climática y cambio climático. Las intensas sequías e inundaciones, unido al aumento de la variabilidad de las lluvias y a los cambios en los patrones de precipitación, afectan la productividad agrícola, los medios de subsistencia, la seguridad hídrica, el uso de la tierra, los sistemas de comercialización agrícola, la estabilidad del mercado, los precios de los alimentos, las políticas comerciales y económicas, lo cual se refleja en una mayor vulnerabilidad en los pequeños agricultores, pescadores, ganaderos y comunidades.

Derivado de lo anterior el CIMA en el año 2016 decide crear el Monitoreo Agrícola en México, con la finalidad de dar seguimiento a los cultivos y contribuir en la elaboración de las perspectivas del mercado nacional de granos. El Monitoreo es elaborado de manera mensual, donde se relatan los sucesos más sobresalientes a lo largo de los ciclos agrícolas de primavera-verano y otoño-invierno relacionados con la evolución de los cultivos de maíz, frijol, trigo y sorgo.

Está basado en la obtención de índices e indicadores climáticos, hidrológicos y satelitales, a partir de datos de Fuentes Oficiales (SMN-CONAGUA, REMAS y NOAA), además del Sistema del índice de Estrés Agrícola (ASIS) de la FAO calibrado para México. Asimismo se incorpora la información de campo generada por las Direcciones Regionales de ASERCA y el CIMA, por último se incluyen los datos de superficie sembrada y cosechas.

Del análisis de toda esta información se crea el Monitoreo Agrícola Mensual, el cual se encuentra disponible en el portal web del Centro de Información de Mercados Agroalimentarios.